Jugo De Remolacha, Zanahoria Y Naranja Para Bajar De Peso

Si quieres probar una excelente combinación de vegetales y frutas a la hora de preparar un jugo, debes probar esta.
El jugo de betabel con zanahoria y naranja queda excelente. Y es genial para ayudarte a perder peso. ¡No te lo pierdas!

Imagínate que las excelentes propiedades que tienen estos tres ingredientes por separado, se potencian cuando se juntan.
Por esta misma razón, preparar este zumo de remolacha, naranja y zanahoria puede ser una excelente idea para tu día a día.

Ingredientes
Dos naranjas
Dos zanahorias
Dos remolachas
Preparación
Pasa por un extractor de zumos tanto las remolachas como las zanahorias. El zumo resultante los mezclas con el jugo de dos naranjas recién exprimidas. Ya está, eso es todo.

Consumo

Lo ideal es tomar este zumo a diario, en ayunas. También lo puedes consumir por la noche antes de ir a dormir.
Es ideal para activar el sistema digestivo, el metabolismo, depurar el hígado y liberar toxinas del cuerpo.
Desde luego, en el marco de una dieta natural, con mucho consumo de frutas, verduras y productos no refinados, tendrá mucho más sentido y mejores resultados.

¿La Cerveza Engorda? El Mito De La Barriga Cervecera Y Su Consumo En Dietas

Si sigues una dieta para bajar de peso es bastante probable que en algún momento te hayas hecho la siguiente pregunta: ¿es verdad que las bebidas alcohólicas engordan?

Si es así, es posible que ya hayas descubierto que, efectivamente, dado que el alcohol tiende a digerirse muchísimo más rápido en nuestro organismo, nuestro cuerpo da mayor prioridad a la digestión del alcohol que a la propia digestión de aquellos alimentos que comamos, de forma que éste termina almacenándose en forma de grasa.

Por tanto, el alcohol engorda, pero debemos tener presente que no es lo mismo beber alcohol con regularidad, que hacerlo de forma puntual. En el caso de la cerveza, se caracteriza por ser una bebida generalmente sana, ya que se elabora con cereales nutricionalmente saludables, como es el caso de la cebada, la malta y el lúpulo y cuya graduación en alcohol no es tan elevada como el de otras bebidas alcohólicas (como sí ocurre por ejemplo con las conocidas como bebidas espirituosas).

 

¿Es verdad que la cerveza aumenta de peso?

Antes de responder a esta pregunta, una buena opción es prestar atención a las calorías de la cerveza. Atendiendo a su contenido calórico, sabemos que un vaso de cerveza rubia aporta 90 kilocalorías, un vaso de cerveza negra 112 kilocalorías, un vaso de cerveza sin alcohol 40 kilocalorías, y un vaso de cerveza 0,0 aporta 19 kilocalorías.

Debemos tener en cuenta que lo que principalmente engorda de la cerveza es su contenido en alcohol, lo que significa que la cerveza con alcohol engorda, y su consumo no está aconsejado en dietas de adelgazamiento.

Incluso la cerveza sin alcohol posee alcohol, aunque en cantidades bajas (entre un 0,4º a 0,9º), por lo que la mejor opción será optar por aquellas cervezas que no contengan nada de alcohol, especialmente si sigues una dieta con el objetivo de bajar de peso.

No obstante, conclusiones recientemente publicadas por el ICTAN (Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición), los consumidores habituales –y moderados- de cerveza tienden a tener una composición corporal más adecuada en comparación con las personas que no consumen cerveza.

Es más, no debemos olvidarnos de algo fundamental: las bebidas fermentadas forman parte de la conocida como Dieta Mediterránea, tan conocida y popular precisamente por ser una dieta rica en alimentos y bebidas saludables y por ser la mejor desde un punto de vista nutricional.

Distintos estudios científicos que se han venido llevando a cabo en los últimos años en nuestro país han permitido constatar que en realidad la cerveza no genera la típica ‘barriga’ (conocida popularmente con el nombre simple de ‘barriga cervecera’), y sí aquellos alimentos con los que acompañamos la cerveza.

5 Hábitos Que Debemos Implementar En Nuestra Rutina Para Perder Peso – Tips Para Adelgazar

A la hora de perder peso a veces no solo importa reducir alimentos de manera drástica.

Hay que concienciarse muy bien que todo esto será un proceso largo y tedioso donde en muchas ocasiones nos entrarán ganas de tirar la toalla.

De hecho, aunque perder peso puede ser sencillo con el tiempo lo complicado es mantener una pérdida de peso, y, sobre todo, no volverlo a recuperar de nuevo cuando transcurran unas pocas semanas o meses.

Como de buen seguro sabrás, especialmente si en algún momento has seguido una dieta de adelgazamiento, es importantísimo mantener la constancia; es decir, incluso no solo ser constantes, sino tener paciencia y ser positivos.

Si te has visto alguna vez en una situación parecida, a través de estas líneas os daremos cinco hábitos que os ayudarán todavía más a perder esos kilos de más.

Todo se basa en crear hábitos positivos

No hace falta que digamos que muchos hábitos negativos son muy difíciles de eliminarlos de raíz. Lo mejor que podemos hacer es ir introduciendo otros más positivos que contrarresten a los primeros. ¿Y cómo se puede conseguir esto?

Seguro que muchos os preguntaréis. Pues de vez en cuando no está de más darse algún que “otro caprichito”. Si conseguimos no abusar de ellos, estos se convertirán en un empujón para seguir hacia delante y siempre los debemos concebir como premio a nuestro duro trabajo.

Debe hacerlo por pura convicción

De nada sirve que tanto tu familia o amigos te digan que debes adelgazar lo más pronto posible si tu después no lo ves necesario.
Es importante que caigas en la cuenta que debes perder esos kilos por una cuestión de salud. Para sentirme mejor contigo mismo y por ende reforzar tu autoestima.

No como una simple herramienta para gustar o agradar a los demás. De ti depende únicamente que pierdas peso en los próximos meses. Y solo recae de ti que pases a la acción en cuanto estimes oportuno.

El hábito del cambio debe ser gradual y sin comparaciones

El cambio de “la noche a la mañana” es algo contraproducente que solo va a producir que recaigas en los malos hábitos en un tiempo record. Por ello, ¿no crees que es mejor que vayas poco a poco y te tomes todo con un poco de calma? De esta forma, tanto tu cuerpo y mente se podrán ir adaptando mejor a los cambios.

Y por tanto, cualquier paso adelante que des, se podrá considerar como un pequeño éxito que te dará más fuerzas para seguir hacia delante.

El hábito debe contener algo de placer para que no se convierta en desidia

Aunque siempre hay que poner un poco de nuestra parte para comenzar cualquier hábito, si este no tiene cierta parte placentera, seguro que antes o después lo abandonaremos. Tenemos que ser conscientes de que nuestro nuevo hábito nos ayudará a ser más felices a largo plazo.

Y si durante el camino tenemos que añadir ciertos aspectos agradables pues no hay problema ninguno por hacerlo. Por ejemplo, si tienes que comer ensalada para cuidar tu línea, siempre puedes potenciar el sabor con un poco de pasta hervida o simplemente usando tus verduras preferidas.

El hábito debe ser adaptable a tus gustos y algo realista

Muchas veces pensamos que si nos exigimos demasiado desde un principio, más pronto llegarán los resultados. Pero nada más lejos de la realidad. Como bien hemos explicado al principio del artículo, hay que ir poco a poco y tomarse las cosas con calma. Es imposible perder 4 o 5 kilos en una semana.

Cuántos Abdominales Debo Hacer Para Lograr Un Vientre Plano En 15 Días

Lo primero que debes de tener en cuenta es que 15 días no es un tiempo mínimo suficiente para provocar cambios adaptativos por efecto del ejercicio en el cuerpo.

Tu organismo tiene sus ritmos biológicos, y es necesario que los respetes.

Las adaptaciones al estímulo de entrenamiento se alcanzan luego de cuatro semanas de ejercicio continuo y progresivo.
Pero los cambios visibles recién se aprecian entre las 10-12 semanas.

Sin embargo, puedes hacer ejercicios abdominales todos los días, ¿cuántos? Divídelos en series de 20-30 repeticiones y realiza tantas como puedas hasta que alcances la fatiga local, es decir hasta que sientas que el músculo se agota totalmente.

Por otro lado, no es posible definir el abdomen haciendo ejercicios abdominales, porque en realidad la reducción localizada de grasa no existe, ni tiene validez científica.

En otras palabras, hacer abdominales no te quitará la grasa de la zona media; no importa cuántos abdominales hay que hacer al día, eso se logra con dieta y ejercicios que trabajen los grandes grupos musculares, ya que te obligan a consumir gran cantidad de calorías. Los abdominales consumen 100 veces menos que la actividad física para piernas, glúteos, espalda y tórax, por tanto, puedes fortalecer y tonificar, pero la grasa seguirá estando a menos que inicies una dieta.


Cómo hacer abdominales correctamente

Hacer ejercicios para el abdomen en casa, puede ser una idea tentadora, lo único que tienes que tener en cuenta es que, como cualquier otro ejercicio, necesitas conocer bien su técnica, cómo hacer bien abdominales. ¡No te preocupes más! Sigue los siguientes consejos.

Posición.

La espalda, siempre debe permanecer recta, en la zona lumbar, nunca la arquees, así evitarás lesiones.

Recuerda que no importa el ejercicio abdominal que hagas: tu espalda, a la altura de la zona lumbar debe permanecer siempre en contacto con el suelo.

Movimiento.

Cuando realices series de abdominales de ejercicios para fortalecer los oblicuos o transversos, nunca dejes golpear tu espalda fuerte contra el suelo, para no sufrir ninguna lesión.

Repeticiones.

Al hacer abdominales diarios, comprobarás que en realidad el ejercicio siempre consiste en subir y bajar, con las manos tocando suavemente la nuca y elevando los omóplatos.

Las piernas debes de dejarlas quietas y recogidas y las plantas de los pies en contacto con el suelo.

Agua De Coco – El Remedio Natural Para Perder Peso

El coco es un fruto que posee diferentes beneficios terapéuticos, incluso los productos que se obtienen de él, como es el caso del agua de coco. Si tienes sobrepeso, puedes tener en cuenta al agua de coco como un remedio natural para adelgazar y perder peso en forma saludable. ¡No te lo pierdas!

Agua de coco natural

El agua de coco natural es reconocida desde hace muchos siglos como un remedio natural para tratar diferentes afecciones. Incluso al consumo de agua de coco en ayunas se le atribuyen propiedades para reducir el colesterol y para rehidratar y reestablecer el equilibrio mineral del cuerpo.

Por todas estas propiedades, el hábito de beber agua de coco natural ha cobrado popularidad, incluso por ser considerado como una de las 7 bebidas que te permiten quemar grasas rápido.


Beneficios del agua de coco en ayunas

¿Te gustaría conocer las propiedades del agua de coco para adelgazar? Pues bien, a continuación te comparto los principales beneficios del agua de coco en ayunas.

Acelera el metabolismo. El agua de coco natural contiene principios activos que mejoran la digestión y el metabolismo de los diferentes nutrientes, acelerando la combustión de grasas del tejido adiposo.
Ayuda a quemar grasas. Por otra parte, esta bebida natural de agua de coco contiene minerales que actúan como antioxidantes (zinc, magnesio y manganeso), muy importantes para mejorar la utilización de ácidos grasas como combustible.
Evita la retención de líquidos. En efecto, el agua de coco natural es una bebida rica en potasio, que te ayudará a tratar la retención de líquidos, y a eliminarlos naturalmente.
Es desintoxicante. Asimismo, el agua de coco tiene propiedades desintoxicantes que te pueden ayudar a depurar tu organismo y adelgazar.

Calorías del coco

Por otra parte, si bien el coco es muy rico en calorías, ya que aporta 354 cada 100 gramos, no ocurre lo mismo con el agua de coco.
En efecto, el agua de coco natural posee un bajo valor calórico, de apenas 20.6 calorías cada 100 ml.
Aunque en cualquier caso es necesario que las contabilices en la totalidad de calorías que puedes consumir durante el día.

Depilación Facial Estas Son Las Mejores Opciones

La depilación es uno de los aspectos de belleza que más cuidan las mujeres en todo el cuerpo, pero especialmente en el rostro.

Tener las cejas bien depiladas y el resto de la cara sin vello es fundamental para sentirse a gusto, por lo que es enormemente importante saber seleccionar el mejor método para conseguir los resultados que queremos y, sobre todo, para que sean duraderos.

El rostro presenta, además, una serie de características que no tienen otras partes de nuestro cuerpo que también depilamos.

Aquí tienes los consejos para ser capaz de decidir cuál es el mejor método de depilación del rostro para ti.

La decisión del modo de depilarse comienza por conocer las opciones que se nos presentan para hacerlo.

Una vez conocidas sus ventajas e inconvenientes, será mucho más fácil llegar a una conclusión y elegir la mejor manera.

Entre las maneras tradicionales nos encontramos con la crema depilatoria, la crema decolorante y la cera caliente.

La cera caliente, dentro de los métodos habituales, es la que mayor duración garantiza, pero también causa multitud de irritaciones, pequeñas quemaduras o reacciones alérgicas en algunos rostros, por lo que es necesario, para prevenir problemas, probar la cera antes en una parte pequeña y que no se vea del rostro, aunque sea especial para la cara.

La crema depilatoria es uno de los métodos más empleados.

A la hora de elegirla, puedes hacerlo según sea el tipo de piel de tu cara.

Elimina el vello sin dolor, pero no lo hace de raíz, por lo que la duración de sus resultados es menor que la de la cera. A pesar de ello, los últimos productos incluyen sustancias que retardan el crecimiento.

Para las personas que tengan el vello muy finito y corto, quizá les basta con aplicarse una crema decolorante, un método que no elimina el pelo pero que lo disimula, ya que lo vuelve incoloro.

Entre los métodos definitivos, nos encontramos con la luz intensa pulsada, el equivalente al láser en las otras partes del cuerpo.

Lo malo de esta opción, además del precio, es que, a pesar de que sus resultados tienen una mayor duración, no se puede garantizar que sean definitivos, ya que el vello facial está sometido a los cambios hormonales.

Ya conoces las alternativas para la depilación facial, ahora ha llegado el momento de que tú decidas, ya que no hay persona que comprenda y conozca las necesidades de tu rostro mejor que tú, de manera que, sopesando los pros y los contras de cada una no hay ninguna posibilidad de que no encuentres la mejor opción y luzcas un rostro perfecto siempre.