Beneficios del Boldo Para el Hígado Graso. ¡Cómo se Prepara y por Cuanto Tiempo se Toma!

El hígado es uno de los órganos que mayor importancia tiene en el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Tiene un papel fundamental en una gran cantidad de procesos de nuestro organismo, como en el de la digestión, ya que secreta bilis, y otros compuestos que ayudan a digerir los alimentos.

También ayuda a eliminar toxinas, a metabolizar los medicamentos y el alcohol, y a equilibrar la glucosa y los niveles de colesterol en sangre.

Por tanto, es fundamental mantener el hígado sano para que nuestra salud no se resienta, y el resto de nuestro organismo pueda funcionar adecuadamente.

En el caso de que este órgano se viese afectado, como ocurre con el hígado graso, puede suponer, a medio y largo plazo, un desequilibrio en muchas de las funciones de nuestro cuerpo. Por eso es importante cuidar de él y prevenir, reducir y eliminar cualquier tipo de amenaza para su funcionamiento.

Propiedades curativas del boldo.

Los beneficios del té o infusión de boldo para el hígado se producen gracias a los componentes que le confieren ciertas propiedades que ayudan a combatir esta patología. El boldo es, por encima de todo, rico en alcaloides y flavonoides, que le confieren ciertas propiedades beneficiosas para el hígado:

 

  • Tiene efecto colerético: es decir, que incrementa la producción de bilis, lo que provoca que las digestiones se realicen con mayor facilidad y, si se había disminuido esta producción, que regrese a niveles normales.

  • Tiene efecto colagogo: que quiere decir que ayuda a la expulsión de la bilis desde la vesícula biliar. La hinchazón producida en un hígado graso puede provocar un atasco en las vías de salida de la bilis, lo que puede generar graves problemas a nivel hepático.

 

  • Tiene efecto antiinflamatorio: teniendo en cuenta que uno de los síntomas más destacados del hígado graso es la hinchazón de las células hepáticas, el boldo ayuda a disminuir esta inflamación, mejorando notablemente el funcionamiento hepático.

 

Cómo preparar una infusión de boldo.

Para realizar una infusión o té de boldo para el hígado graso, necesitas una cucharadita de extracto de hojas de boldo para cada taza de 250 ml de agua. El extracto de hojas de boldo puedes encontrarlo fácilmente en cualquier herbolario.

Preparación

  1. Calienta el agua hasta que hierva y añade una cucharadita del extracto por cada 250 ml de agua que hayas echado.
  2. Deja que el extracto de hojas de boldo se integre en la infusión durante 20 minutos y después apaga el fuego y deja que repose durante unos 10 minutos.
  3. Tómalo cuando esté todavía caliente.
  4. Si te resulta demasiado amargo puedes añadir una cucharadita de miel o de jugo de limón.

Cuánto tiempo se puede tomar el boldo.

Puedes tomar de una a tres tazas al día, siempre después de las comidas, para facilitar la digestión. Esta infusión es un complemento al tratamiento que tengas pautado por un médico para el hígado graso, así como a una alimentación saludable y unos hábitos de vida sanos.

Ahora que ya conoces los beneficios del boldo para el hígado graso, ¿Qué esperas para probarlo?

Cómo Evitar el Efecto Rebote Después de una Dieta. ¡Olvídate de Engordar Otra Vez!

Muchas personas realizan dieta obteniendo resultados exitosos. Sin embargo, en poco tiempo contemplan cómo la reducción de su peso ha sido un espejismo, sufriendo lo que se denomina “efecto rebote”.

Este cambio puede generar problemas en la salud de las personas, por lo que se debe evitar ya que predispone al organismo a rechazar la pérdida permanente de peso.

Es por ello que desde unComo.com te explicamos cómo evitar el efecto rebote después de una dieta para que evites volver a coger el peso inicial que tenías al comenzar tu plan de adelgazamiento.

Causas del efecto rebote.

Si padeces el efecto rebote, debes tener claro que son varias las causas que generan este problema. Una de las principales es que es probable que hayas dejado de practicar los hábitos saludables de la dieta y hayas retomado aquellos que te llevaron a engordar.

Entre estos hábitos destaca por encima del resto la puesta en marcha de una dieta a base de una alimentación poco equilibrada, de modo que eliminaste nutrientes o grupos de alimentos completos. Una ausencia que te generó un déficit nutricional importante.

El efecto rebote también se produce si has dejado de practicar ejercicio físico de manera regular.

Consejos para evitar el efecto rebote

 

  1. Olvídate de las dietas exprésy que te garantizan increíbles pérdidas de peso en poco tiempo: la clave para perder peso y evitar el efecto rebote después de una dieta es que la pérdida de peso sea progresiva y constante. Por lo general, lo más saludable y recomendado por los nutricionistas es perder de 1 a 1,5 kilo por semana para garantizar no volver a engordar.
  2. Para evitar el efecto rebote después de una dieta es importante que en primer lugar sigas los hábitos alimentariosque te haya aconsejado un profesional. Normalmente, al terminar una dieta hipocalórica, el nutricionista establece unas pautas de una dieta denominada como “Dieta de mantenimiento” que ayudan a evitar el efecto rebote.
  3. Practicar ejerciciouna vez finalizada la dieta se convertirá en un aspecto crucial para que mantengas el peso que has conseguido. Asimismo, esta actividad mejorará tu estado de salud y de ánimo. La práctica de deporte te resultará muy beneficiosa para mantener el peso y dejarlo de hacer supone un error que te hará recuperar rápidamente el peso perdido.
  4. Olvídate de comer como lo hacías antes: después de hacer una dieta, es probable que hayas aprendido a comer de manera equilibrada y saludable; por lo tanto, si has logrado tu objetivo, de nada te servirá si, al terminarlo, vuelves a hábitos poco saludables como comer fritos, hincharte a hidratos de carbono o atiborrarte de dulces. Sigue las pautas saludables marcadas por tu nutricionista para evitar el efecto rebote después de una dieta.

¡Hacer Ejercicios de Cardio o Hacer Pesas! ¿Cómo se Quema Más Grasa?

Siempre se ha dicho que la mejor forma para perder grasa de forma rápida es ponerse a correr. Se trata de un ejercicio aeróbico que acaba tirando de las reservas de grasa que tiene nuestro cuerpo.

Pero, la intensidad de un ejercicio de pesas en el gimnasio, ¿es también un buen método para perder grasa?

Si el objetivo de nuestro entrenamiento es quemar grasa, ¿cómo conseguiremos quemar más, corriendo o bien haciendo un entrenamiento de pesas en el gimnasio?

El gasto calórico siempre es mayor en una sesión de running. Eso sí, quiero matizar que en los entrenamientos de musculación con pesas, con el objetivo de aumentar masa muscular, se incrementa el metabolismo basal.

Cabe recordar que el metabolismo basal son las calorías que quema nuestro cuerpo sin realizar ningún tipo de actividad física.

Por lo tanto, si tu objetivo es la pérdida de masa grasa, la combinación de entrenamientos de running y de musculación acompañados con una adecuada nutrición es la fórmula perfecta para perder peso.

Por lo tanto, si combinamos un entrenamiento de running con una sesión de pesas posterior, ¿estamos quemando aún más grasas o bien eliminamos el factor que puede tener una sobre la otra?

Sí, estamos quemando más grasas cuando el volumen de entrenamiento es mayor. Ahora bien, el entrenamiento no es eficiente, ya que si realizamos primero el running quemaremos los depósitos de glucógeno que son los que nos permiten entrenar con mayor intensidad.

Esto es, con mayor peso, con lo cual podemos conseguir el objetivo de aumentar masa muscular. Teniendo en cuenta esto, es mejor llevar a cabo cada ejercicio de forma independiente.

En el caso que en una sesión de entrenamiento combinemos parte de running con pesas, tiene mayor beneficio realizar la parte muscular primero antes que la parte de correr. Aunque mi recomendación es que, si uno puede entrenar varios días a la semana, lo mejor es no realizar en una misma sesión parte de running y muscular.

Si nuestro objetivo es perder peso, podemos realizar una sesión extensa de running a un ritmo aeróbico y sesiones musculares en las que la parte principal no sea superior a 45 minutos.

Mágico Batido que Te Ayudará a Derretir la Grasa Acumulada en tu Panza: ¡Mi Hermana ya lo Probo, y Obtuvo Grandes Resultados

Diversas personas optan irse por el camino de las cirugías y tratamientos costosos, para lucir ese cuerpo soñado, pero lo cierto es que estas cirugías no son tan sencillas como parecen, y además no siempre dan los resultados soñados. La cintura de avispa y las curvas sensuales requieren de trabajo, dietas y ejercicios.

Si bien es cierto que este incómodo problema se agrava con la edad, ya que, al pasar de los años, se vuelve más complicado perder esos kilitos de más y el esfuerzo debe ser mucho mayor. Pareciera que al cumplir los 50, ya no se puede bajar de peso y debes conformarte con el cuerpo que tienes, a pesar de que lo cuides mucho.

Si te sientes identificada con esto, y eres de las que quieres perder peso rápido, y sin pasar por grandes esfuerzos, esta receta que traemos el día de hoy es para ti. Utilizaremos avena como ingrediente principal, y podrás perder de una vez por todas esos kilitos que te traen tan molesta e incómoda.

COMO SE HACE EL BATIDO PARA DERRETIR LA GRASA ABDOMINAL:

INGREDIENTES:

Una cucharada de miel.

Un litro y medio de agua.

Una cucharada de canela en polvo.

Una taza de avena integral.

Preparación:

Solo debes colocar la avena en un envase con agua y cubrirlo con un paño, déjalo ahí por 7 horas y luego pasado el tiempo cuélalo bien.

Lo siguiente es colocar el residuo de la avena en la licuadora junto a la miel, el agua y la canela. Licúa bien hasta que todo quede bien triturado, y mezclado y guarda en la nevera en un envase.

Debes consumir esta preparación dos veces al día. Una por la mañana y la otra en el momento del día que desees, puede ser en la noche antes de dormir.

Si realizas la receta al pie de la letra, y consumes con constancia el batido, te aseguramos que los resultados los comenzarás a ver en muy poco tiempo. La avena es muy efectiva para la pérdida de grasa, y lo mejor es que, no tienes que hacer grandes esfuerzos para ver grandes resultados.

¿Cómo Hacer Correctamente Una Dieta Equilibrada? ¡Mejora Tu salud Comiendo Bien!

Las bases de una dieta equilibrada se fundamentan en un aporte de calorías, proteínas, hidratos de carbono, lípidos, minerales, vitaminas, agua y fibra en función de la edad, el sexo, la etapa de desarrollo, la situación del organismo, etc., para evitar situaciones de malnutrición tanto por exceso como por defecto.

La elaboración de dietas equilibradas puede facilitarse agrupando los alimentos en función de su valor nutritivo, ya que con ello el aporte de calorías y nutrientes, puede calcularse de forma precisa. De esta manera, los alimentos se han clasificado en los siguientes 4 grupos básicos: grupo de la leche y derivados, grupo de la carne, grupo de las frutas y verduras y el grupo del pan y los cereales.

  1. Grupo de la leche:

en este grupo se incluyen no solo la leche de diferente origen sino sus derivados como quesos, yogures, etc… Estos alimentos tienen una alta digestibilidad y su valor nutritivo radica en la presencia de proteínas de alta calidad y de lactosa, así como de niveles aceptables de algunos minerales (calcio, fósforo…), de vitamina A y complejo B.

  1. Grupo de la carne:


está formado por diversos alimentos, pero con valores nutritivos equivalentes. En este grupo se encuentran las carnes, pescados de diferentes procedencias, los huevos, las legumbres y los frutos secos cuya digestibilidad varía entre el 70-100%. Los alimentos de este grupo aportan, fundamentalmente, proteínas y lípidos con distinto grado de saturación. También contienen ciertos minerales como hierro, fósforo, magnesio… y vitaminas del complejo B.

  1. Grupo de las frutas y verduras:

su valor nutritivo se atribuye fundamentalmente al aporte de vitaminas hidrosolubles, carotenos precursores de la vitamina A y minerales como hierro, calcio, magnesio… La digestibilidad varía entre el 50 y 100% debido a la cantidad de fibra que posean.

  1. Grupo del pan y cereales:

contiene abundantes hidratos de carbono, son utilizados como suministro de calorías para la dieta. El valor nutritivo también se complementa con la presencia de minerales, como el hierro, zinc, calcio, magnesio… y vitaminas del complejo B. La digestibilidad es variable, en función de materia no degradable.

En general es necesario cumplir los siguientes objetivos:

  1. Aportar una cantidad de nutrientes energéticos (calorías) que sea suficiente para llevar los procesos metabólicos y de trabajo físico necesarios.
  1. Suministrar suficientes nutrientes con funciones de regeneración y reguladoras (proteínas, minerales, vitaminas…)
  2. Que las cantidades de cada nutriente estén equilibradas con el resto
  3. Las proteínas no deben ser menores de un 15% del aporte calórico total. Deben ser proteínas de alto valor biológico
  4. Los glúcidos aportarán, al menos, entre un 50-60% del aporte calórico total.
  5. Los lípidos no serán más del 30% de las calorías totales ingeridas.
  6. La cantidad de fibra vegetal presente en la dieta no debe ser nunca inferior a los 22 gr/día. Se ha añadido una nueva recomendación en el sentido de que la fibra aportada no debe estar constituida únicamente por fibras insolubles (con celulosa), sino que un 50 % del total corresponderá a fibras solubles (con pectinas).
  7. Se aconseja no sobrepasar el consumo de sal en 3 gr/día para evitar un aporte excesivo de sodio, que podría dar lugar a sobrecarga renal e hipertensión. Evitar también los alimentos con alto contenido de sal. Estos son la mayoría de los alimentos procesados y conservas de comidas preparadas.
  8. Si consumimos bebidas alcohólicas, debemos hacerlo con moderación.

Como Expulsar 10 Kilos de Desechos Atrapados en el Colon Naturalmente. ¡Fácil y Barato!

A lo largo de nuestras vidas, el cuerpo procesa 100 toneladas de alimentos y 40 mil litros de líquidos. Esto significa que alrededor de 7 kilos de residuos se pueden acumular en el intestino. Si no se expulsan correctamente, esto puede ocasionar graves daños al organismo e intoxicar la sangre. Como consecuencia, podemos ponernos muy enfermos.

Si el colon no funciona bien, el cuerpo empieza a almacenar los desechos. Esto puede causar una intoxicación interna que conduce a la muerte misma. Por eso es tan importante que cuidemos el colon y estemos atentos a su funcionamiento.

A continuación, te Contamos Un Remedio Natural, Para limpiar el colon:

Ingredientes:

  • El Jugo de un Limón.
  • Una penca de Aloe.
  • Miel (opcional).


Preparación y consumo:

El primer paso es pelar el aloe para quedarse solo con el cristal. Aconsejamos que uses guantes para este trabajo y trata de no pegarlo en tu ropa para que no se ensucie. Ahora, lava el gel para eliminar la baba que lo cubre.

Ahora, en una licuadora debes poner el jugo de limón, la miel y el vaso de aloe. Mezcle todo muy bien hasta que obtenga una mezcla homogénea. Esta poderosa bebida debe consumirse dos veces al día.

El aloe y el limón limpiarán tu colon de todas las bacterias y desechos tóxicos. Por otro lado, ayudará a sanar la mucosa intestinal, aliviar el dolor, la inflamación y mucho más. Por lo tanto, te recomendamos que prepares y consumas esta bebida lo antes posible.

Si crees que tus amigos pueden estar interesados ​​en esta información, compártela en tus redes sociales.