¿Para qué Sirve la Espirulina Como Alimento Adelgazante? ¡Cómo Tomar la Espirulina Para Perder Peso!

La espirulina es un suplemento muy efectivo debido a sus tres propiedades o efectos para adelgazar principales: es saciante, acelera el metabolismo basal, y te ayuda a quemar grasas. Conoce más en detalle para qué sirve la espirulina.

  1. Controlar el apetito.

Como el resto de las algas, tiene efecto saciante. Por eso, el consumo de espirulina es ideal para controlar el apetito, ya que suma muy pocas calorías pero igualmente te quita el hambre.

Este poder saciante se debe a que la espirulina contiene un gran porcentaje de fibra (mucílagos) que aumentan su tamaño en el interior del cuerpo y te dan la sensación de que has comido más de lo que realmente has comido.

Además, contiene carbohidratos complejos que regulan el nivel de glucosa en la sangre, uno de los factores que intervienen en el aumento del apetito.

  1. Acelerar el metabolismo.

Su rica composición en aminoácidos, vitaminas y minerales, hacen de la espirulina un alimento ideal para acelerar el metabolismo y controlar la absorción de grasas.

A esto hay que sumar que, debido a su bajo aporte calórico, la espirulina es considerada un alimento de calorías negativas. Es decir que, al comerlas, gastas más calorías en el proceso de masticación, digestión, etc., que las que te suma la espirulina.

  1. Quemar grasas.

La espirulina también favorece la movilización de los depósitos grasos del cuerpo, un mecanismo que es imprescindible para la pérdida de peso. Es por eso que se le atribuye un efecto quemagrasa o termogénico.

Cómo Tomar la Espirulina.

El consumo de spirulina, en sus diferentes presentaciones, puede ser muy beneficioso. Sin embargo, una dosis inapropiada de espirulina, quizás te ocasione efectos adversos. Por eso, antes de consumirla, informate cómo tomar la espirulina de manera segura.

Teniendo en cuenta estas advertencias, que deberás consultar previamente con tu médico, existen ciertas convenciones acerca de cómo tomar la espirulina:

  • En dietas hiperproteicas,se indica consumir entre 3 y 5 grs por día, dependiendo de tu peso, siempre y cuando no tengas ninguna contraindicación para su consumo. Esto equivale a:

 

una cucharadita, de rasa a colmada, de spirulina en polvo o

6 a 10 comprimidos de 500 mg cada uno.

 

  • En el caso de niños con déficit nutricional,la dosis es de 500 mg cada 10 kilogramos de peso. Sin embargo, conviene insistir, que sólo el pediatra puede determinar la seguridad de su uso.

Ten en cuenta que la dosis varía, de acuerdo a su presentación, ya que la espirulina se comercializa en polvo, comprimidos, cápsulas o tabletas.

Beneficios del Boldo Para el Hígado Graso. ¡Cómo se Prepara y por Cuanto Tiempo se Toma!

El hígado es uno de los órganos que mayor importancia tiene en el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Tiene un papel fundamental en una gran cantidad de procesos de nuestro organismo, como en el de la digestión, ya que secreta bilis, y otros compuestos que ayudan a digerir los alimentos.

También ayuda a eliminar toxinas, a metabolizar los medicamentos y el alcohol, y a equilibrar la glucosa y los niveles de colesterol en sangre.

Por tanto, es fundamental mantener el hígado sano para que nuestra salud no se resienta, y el resto de nuestro organismo pueda funcionar adecuadamente.

En el caso de que este órgano se viese afectado, como ocurre con el hígado graso, puede suponer, a medio y largo plazo, un desequilibrio en muchas de las funciones de nuestro cuerpo. Por eso es importante cuidar de él y prevenir, reducir y eliminar cualquier tipo de amenaza para su funcionamiento.

Propiedades curativas del boldo.

Los beneficios del té o infusión de boldo para el hígado se producen gracias a los componentes que le confieren ciertas propiedades que ayudan a combatir esta patología. El boldo es, por encima de todo, rico en alcaloides y flavonoides, que le confieren ciertas propiedades beneficiosas para el hígado:

 

  • Tiene efecto colerético: es decir, que incrementa la producción de bilis, lo que provoca que las digestiones se realicen con mayor facilidad y, si se había disminuido esta producción, que regrese a niveles normales.

  • Tiene efecto colagogo: que quiere decir que ayuda a la expulsión de la bilis desde la vesícula biliar. La hinchazón producida en un hígado graso puede provocar un atasco en las vías de salida de la bilis, lo que puede generar graves problemas a nivel hepático.

 

  • Tiene efecto antiinflamatorio: teniendo en cuenta que uno de los síntomas más destacados del hígado graso es la hinchazón de las células hepáticas, el boldo ayuda a disminuir esta inflamación, mejorando notablemente el funcionamiento hepático.

 

Cómo preparar una infusión de boldo.

Para realizar una infusión o té de boldo para el hígado graso, necesitas una cucharadita de extracto de hojas de boldo para cada taza de 250 ml de agua. El extracto de hojas de boldo puedes encontrarlo fácilmente en cualquier herbolario.

Preparación

  1. Calienta el agua hasta que hierva y añade una cucharadita del extracto por cada 250 ml de agua que hayas echado.
  2. Deja que el extracto de hojas de boldo se integre en la infusión durante 20 minutos y después apaga el fuego y deja que repose durante unos 10 minutos.
  3. Tómalo cuando esté todavía caliente.
  4. Si te resulta demasiado amargo puedes añadir una cucharadita de miel o de jugo de limón.

Cuánto tiempo se puede tomar el boldo.

Puedes tomar de una a tres tazas al día, siempre después de las comidas, para facilitar la digestión. Esta infusión es un complemento al tratamiento que tengas pautado por un médico para el hígado graso, así como a una alimentación saludable y unos hábitos de vida sanos.

Ahora que ya conoces los beneficios del boldo para el hígado graso, ¿Qué esperas para probarlo?

Cómo Evitar el Efecto Rebote Después de una Dieta. ¡Olvídate de Engordar Otra Vez!

Muchas personas realizan dieta obteniendo resultados exitosos. Sin embargo, en poco tiempo contemplan cómo la reducción de su peso ha sido un espejismo, sufriendo lo que se denomina “efecto rebote”.

Este cambio puede generar problemas en la salud de las personas, por lo que se debe evitar ya que predispone al organismo a rechazar la pérdida permanente de peso.

Es por ello que desde unComo.com te explicamos cómo evitar el efecto rebote después de una dieta para que evites volver a coger el peso inicial que tenías al comenzar tu plan de adelgazamiento.

Causas del efecto rebote.

Si padeces el efecto rebote, debes tener claro que son varias las causas que generan este problema. Una de las principales es que es probable que hayas dejado de practicar los hábitos saludables de la dieta y hayas retomado aquellos que te llevaron a engordar.

Entre estos hábitos destaca por encima del resto la puesta en marcha de una dieta a base de una alimentación poco equilibrada, de modo que eliminaste nutrientes o grupos de alimentos completos. Una ausencia que te generó un déficit nutricional importante.

El efecto rebote también se produce si has dejado de practicar ejercicio físico de manera regular.

Consejos para evitar el efecto rebote

 

  1. Olvídate de las dietas exprésy que te garantizan increíbles pérdidas de peso en poco tiempo: la clave para perder peso y evitar el efecto rebote después de una dieta es que la pérdida de peso sea progresiva y constante. Por lo general, lo más saludable y recomendado por los nutricionistas es perder de 1 a 1,5 kilo por semana para garantizar no volver a engordar.
  2. Para evitar el efecto rebote después de una dieta es importante que en primer lugar sigas los hábitos alimentariosque te haya aconsejado un profesional. Normalmente, al terminar una dieta hipocalórica, el nutricionista establece unas pautas de una dieta denominada como “Dieta de mantenimiento” que ayudan a evitar el efecto rebote.
  3. Practicar ejerciciouna vez finalizada la dieta se convertirá en un aspecto crucial para que mantengas el peso que has conseguido. Asimismo, esta actividad mejorará tu estado de salud y de ánimo. La práctica de deporte te resultará muy beneficiosa para mantener el peso y dejarlo de hacer supone un error que te hará recuperar rápidamente el peso perdido.
  4. Olvídate de comer como lo hacías antes: después de hacer una dieta, es probable que hayas aprendido a comer de manera equilibrada y saludable; por lo tanto, si has logrado tu objetivo, de nada te servirá si, al terminarlo, vuelves a hábitos poco saludables como comer fritos, hincharte a hidratos de carbono o atiborrarte de dulces. Sigue las pautas saludables marcadas por tu nutricionista para evitar el efecto rebote después de una dieta.

La Moringa Para Adelgazar. ¿Es Realmente Efectiva? ¡Conoce Toda la Verdad!

Las propiedades de la moringa para adelgazar pueden atribuirse, principalmente, a su alto contenido de nutrientes, en contraste con su bajo contenido de grasa. Esto convierte a la moringa en un sustituto ideal bajo en calorías de numerosos alimentos.

Una dieta, basada en el consumo de moringa, permite reducir el número de calorías consumidas sin afectar los niveles de ingesta de otros nutrientes. Como ejemplo, 100 gramos de hojas Moringa, podría proporcionar hasta el 40% del requerimiento humano diario de proteína y más del 120% del requerimiento de calcio.

Los estudios científicos del uso de la moringa para adelgazar han encontrado que contiene una generosa cantidad de glucosinolatos, que al convertirse en isotiocinatos durante su digestión aceleran el metablolismo, es decir la quema de calorías.

Las vitaminas del grupo B, presentes en el árbol mejoran la digestión y ayudan al organismo a transformar los alimentos en energía sin almacenar grasas, ayudando a bajar de peso.  Además, existe evidencia empírica del papel de la moringa tanto en la aceleración del metabolismo, como en la reducción del hambre y la producción de un estado de bienestar general en quien la consume.

Al ser un alimento tan alto en nutrientes, el consumo de moringa ayuda al cuerpo a reducir los efectos negativos de las dietas rigurosas (que no son recomendadas) y de cualquier régimen para bajar de peso en general.

Al usar la moringa para adelgazar debemos tener en cuenta que es sólo una de las muchas herramientas necesarias para conseguir nuestra meta. La moringa no es una planta milagrosa y su uso debe combinarse con una dieta balanceada y una actividad física adecuada.

¿Cómo se toma la moringa para adelgazar? En seguida te damos algunas recomendaciones.

Moringa, cómo tomarla.

¿Cómo se toma la moringa? ¡La moringa se toma de muchas y diversas maneras! Puede comprarse en macetas, entera, en racimos, en comprimidos, polvo té, etc. Lo más recomendable para mantener sus propiedades, es consumirla cruda o apenas cocida. La buena noticia es que sabe deliciosa y, por lo que puedes sustituir las verduras que normalmente usas para cocinar por hojas de moringa y convertir casi cualquier platillo en una comida saludable.

Como se prepara la moringa en té.

Para conservar sus propiedades, la moringa debe secarse a temperatura ambiente. Una vez seca, tienes dos opciones, usarla directamente para preparar el té, adicionándola a un recipiente con agua que deberás hervir o recolectarla en pequeñas bolsas, como normalmente se prepara el té del súper mercado. El té de moringa no conserva todas las propiedades de la planta, pero es sabroso y más nutritivo que cualquier otro té.

Finalmente conoces algunos ejemplos de como se prepara la moringa, hay muchas maneras de tomarla, las que te mostramos son sólo algunas sugerencias. Recuerda que puedes aprovecharla en tu comida diaria como cualquier otra verdura.

 

¿Sabías que Hacer Ejercicios a Bajas Temperaturas, Acelera la Quema de Calorías y las Grasas Acumuladas?

Practicar deporte a temperaturas inferiores a los 10ºC, potencia una mayor quema de calorías y grasas acumuladas, debido al esfuerzo extra que debe hacer el organismo para conservar el calor corporal.

El cuerpo debe generar calor para evitar que la temperatura corporal descienda, por lo que obtiene energía tanto del glucógeno muscular como de las reservas de grasa.

En el momento en que se empieza a tiritar se puede producir un gasto calórico adicional de 100 kcal cada 15 minutos.

A pesar de ello hay que adaptar el cuerpo a las condiciones de frío y seguir una serie de precauciones para no sufrir consecuencias como la hipotermia.

Miguel Ángel Rodríguez, director de Salud de Zagros Sports La Moraleja, explica las ventajas del frío para los deportistas outdoor y qué pautas seguir para evitar sobre esfuerzos.

Con una temperatura moderadamente fría ya se aprecia una mayor quema de calorías, pero es en condiciones de frío extremo cuando el organismo se obtienen los mejores resultados.

Ejemplo de ello es que, comparaciones estadísticas de maratones a lo largo de los años, han concluido que la mejor temperatura para correrlos son los 5ºC. Aunque al principio sea complicado entrenar al aire libre con frío, el cuerpo se adapta progresivamente a luchar contra este factor amplificando los beneficios del ejercicio y mejorando su resistencia.

La principal explicación se encuentra en que, cuando el cuerpo comienza a temblar a causa del frío, la acción de los músculos genera más calor e induce la liberación una hormona llamada irsina.

Esta hormona estimula la producción de calor de las células grasas almacenadas en el cuerpo, quemando más calorías.

Otros beneficios de entrenar a menos 10º

Además de acelerar la pérdida de peso, el reto que supone para el cuerpo hacer deporte en inverno refuerza el sistema inmune incrementando el número de leucocitos, células responsables de combatir los agentes patógenos.

Según recientes estudios permite reducir la posibilidad de sufrir gripe hasta en un 30%1. A nivel físico, en general todas las cualidades se ven mejoradas gracias al esfuerzo extra de adaptación del organismo.

Se acelera el desarrollo del fondo físico de quienes practican deporte, siendo más notable el incremento de la resistencia cardiaca, la capacidad pulmonar o los litros totales de sangre.

A ello se suma la liberación de endorfinas y diversas hormonas que generan sensación de bienestar y facilitan el buen funcionamiento del metabolismo.

Factor que puede ser clave en los días de inviernos donde el abatimiento general es mayor a causa del frío y el descenso de las horas de sol. El deporte al aire libre se vuelve así un aliado en la prevención de la depresión.