Hoy en día existen muchas enfermedades relacionadas con los desórdenes alimentarios. Estos surgen por diferentes causas y producen consecuencias, en algunos casos irreversibles. Tal es el caso de la anorexia nerviosa.

Conocer un poco más sobre esta enfermedad que afecta a millones de jóvenes, puede ayudar a prevenir y a estar atentos a este flagelo, que puede ocasionar, incluso la muerte.

Definición de La anorexia nerviosa:

Cada vez más jóvenes se ven afectados por enfermedades que tienen relación con los trastornos de la alimentación, dentro de los cuales se puede mencionar la anorexia nerviosa. Pero… ¿cómo se define la anorexia?

El término anorexia nerviosa, se utilizó por primera vez en 1988, en una publicación de la revista médica británica, en la cual se la definió como una enfermedad que padecían determinadas personas, que a pesar de estar débiles y delgadas, insistían en perder peso. Para conseguirlo consumían solo una pequeña cantidad de comida, necesaria para mantenerse vivas.

Características de la anorexia nerviosa:

En cualquier caso, la anorexia nerviosa se presenta con una serie de características especiales como, por ejemplo:

 

  1. La distorsión que poseen de su propia imagen, estas personas a pesar de estar delgadas, incluso por debajo de su peso ideal o habitual, se ven “gordas” y siguen perdiendo peso.

 

  1. Se da más en mujeres. Lo cierto es que de las personas que sufren de anorexia nerviosa, casi el 90% son mujeres.

 

  1. La mayoría son adolescentes o niñas. Este desorden aparece generalmente durante la adolescencia (entre los 12 y 18 años de edad), aunque cada vez más se conocen casos de niñas, con trastornos de la alimentación, como la anorexia nerviosa.

 

  1. En ocasiones, la anorexia se acompaña de bulimia. Si bien este trastorno se puede dar en forma “pura”, también es posible que muchas mujeres además de ser anoréxicas sean bulímicas.

En un comienzo se creía que el problema de la anorexia nerviosa, era netamente psicológico, pero a través de diversas investigaciones realizadas por médicos y nutricionistas, han establecido que también puede deberse a un desorden metabólico.

De aquí radica la importancia de un tratamiento integral de la anorexia, en el cual participe un equipo multidisciplinario, para que cada uno de los especialistas, aborde cada una de las problemáticas que puedan presentarse.