El hongo maitake posee propiedades nutricionales, que lo vuelven recomendable para ciertos padecimientos. Este hongo puede ser aconsejable para personas con diabetes e hipertensión arterial, no sólo por su propiedad antioxidante, sino porque, además, contiene polisacáridos complejos, que ayudan a controlar los niveles de glucosa en sangre.

Se dice que estos polisacáridos, conocidos como “fracción D”, también tiene la propiedad de estimular el sistema inmunológico, mejorando nuestra capacidad de respuesta contra agentes perjudiciales, incluidos ciertos tipos de cáncer. Los polisacáridos del maitake, son los responsables de la mayoría de sus beneficios, pero para asegurar una mejor absorción, siempre se aconsejan consumir con vitamina C.

Se han investigado las propiedades del hongo maitake, en casos de cáncer en hígado, de mamá y de pulmón, y los resultados han sido favorables, pues los tumores en dichas zonas redujeron su tamaño, no obstante, hace falta más investigación al respecto.

Otras enfermedades en las que los suplementos de hongo maitake han mostrado beneficios, son la hipercolesterolemia, ayudando a reducir los niveles de colesterol en sangre, y enfermedades donde el sistema inmunológico se encuentra deprimido, tales como el SIDA, ya que estimula nuestro sistema inmune.

Beneficios

Consideraciones del Hongo Maitake.

El hongo maitake se puede incluir en la dieta, pero para obtener un efecto terapéutico, a menudo se recomienda utilizar un suplemento, ya que sus efectos suelen ser acumulativos, es decir, se observan luego de un tiempo de empleo.

Se suele recomendar el consumo de 1 a 3 gramos diarios del extracto, pero esto varía en función al producto y la parte del maitake con la que esté elaborado. si se pretende combatir alguna enfermedad, se han llegado a recomendar hasta 7 gramos diarios, aunque siempre es aconsejable consultar con su médico, antes de incluir el suplemento, especialmente en dosis elevadas.

No se aconseja su consumo durante la etapa del embarazo, y tampoco para el tratamiento de enfermedades autoinmunes.
Las dosis elevadas del producto pueden ocasionar problemas digestivos, por lo que se recomienda iniciar su suplementación con la dosis menor, e ir incrementando gradualmente para evitar este tipo de reacción.