El cuerpo de una mujer de 19 años de edad o menor todavía está experimentando el desarrollo propio de la etapa de la adolescencia.

Por tanto, un embarazo a esa edad tiene ciertas características que lo hacen un poco distinto al embarazo de una mujer adulta (es decir, alguien a partir de los 20 años de edad).

Una mujer se puede embarazar a cualquier edad una vez que empieza a tener periodos menstruales en forma regular y tiene coito vaginal con un hombre.

¿Por qué el embarazo en la adolescencia es preocupante?

  1. Problemas para la madre

Las adolescentes tienen mayor riesgo que las madres de mayor edad de padecer preeclampsia, es decir, presión arterial alta relacionada con el embarazo y las complicaciones que se derivan de esto.

Los riesgos para el bebé incluyen: nacimiento prematuro y bajo peso al nacer. La preeclampsia también puede dañar los riñones o incluso ser mortal para la madre o para el bebé.

Además, las madres adolescentes también tienen mayor probabilidad de volverse anémicas. La anemia es la reducción en el número de glóbulos rojos, lo cual puede ocasionar una sensación de debilidad y cansancio, así como afectar el desarrollo de tu bebé.

En la actualidad, dar a luz se ha vuelto más seguro que nunca, pero es más peligroso para una chica adolescente que para una mujer de 20 años o más.

Se estima que cada año más de 50 mil madres adolescentes en el mundo mueren durante el embarazo o a la hora del parto, presentando dos veces más probabilidades de morir que las madres de 20 años o más de edad (1, 2, 3).

Si te embarazas en la adolescencia, seguro te dará miedo y preocupación decirle a tu familia y amigos.

Pero si no hablas con nadie y no obtienes el apoyo que necesitas, puedes llegar a sentirte más aislada y deprimida. Esto puede llevarte a tener problemas tanto en la escuela como en tu casa.

Muchas chicas adolescentes embarazadas abandonan la escuela y algunas nunca terminan sus estudios. Esto trae como resultado el hecho de que muchas madres adolescentes vivan en pobreza.

Además, también es más probable que una madre adolescente tenga más de un hijo. Por consiguiente, a una mujer con bajo nivel de estudios y muchos hijos a quienes cuidar le va a costar más trabajo salir adelante.

  1. Problemas para el bebé.

Un embarazo saludable dura 40 semanas. Así que un bebé que nace antes de las 37 semanas es prematuro. Las madres adolescentes tienen más probabilidad de tener bebés prematuros.

En algunas ocasiones, el cuerpo y el cerebro de estos bebés todavía no están completamente desarrollados. Dependiendo de qué tan prematuro sea el bebé, esto puede llevar a que padezca problemas de salud de por vida.

Los bebés prematuros también tienen la tendencia al bajo peso, lo cual puede provocarles problemas para respirar y alimentarse.

Como adultos, quienes padecieron bajo peso al nacer son más susceptibles a enfermedades tales como diabetes y problemas cardíacos.

Pero lo que es aún más alarmante es que el bajo peso al nacer también afecta el desarrollo del cerebro

Existen varios estudios que verifican que las personas con bajo peso al nacer presentan problemas de aprendizaje tanto en la infancia como en la edad adulta (4).

Para concluir, te comento que los bebés cuyas madres tienen menos de 20 años de edad corren un mayor riesgo de morir en el primer año de vida, en comparación con los bebés cuyas madres son mayores de 20 años.