La bicicleta elíptica es uno de los productos más utilizados en el gimnasio. Sin embargo, muchas veces se usa mal y no se aprovechan todos sus beneficios. Si bien la cantidad de calorías quemadas en cualquier sesión, dependen de la optimización de la máquina, el nivel de resistencia o la velocidad utilizada, por lo general se pueden quemar alrededor de 270 y 400 calorías en sólo 30 minutos.

Además, un gran beneficio de la bicicleta elíptica es que proporciona un entrenamiento de bajo impacto, ya que al mantener los pies siempre en los pedales, el movimiento generado es amigable con las articulaciones y la espalda.

La elíptica es uno de los equipos de cardio que más músculos permite trabajar al mismo tiempo. Aumenta la fuerza y la resistencia muscular en cuádriceps, isquiotibiales, glúteos y pantorrillas, pero también ejercita brazos, el pecho y la espalda al utilizar de forma activa las asas. Cuantos más músculos se estén trabajando, más calorías se queman.

Ventajas del Uso de una Elíptica.

Existen muchas razones para escoger una elíptica, pero aquí mencionamos los más importantes:

  1. Trabaja glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos en la parte inferior del cuerpo. También laterales, pectorales, bíceps y tríceps en la parte superior del cuerpo.
  1. Ayuda a reducir la pérdida de minerales en los huesos que soportan el peso.
  1. Los pies nunca salen de los pedales, evitando el impacto. Un entrenamiento elíptico es más silencioso y confortable.
  1. Se puede ajustar la resistencia y la inclinación de la elíptica, también cambiar la velocidad.
  1. Cuando se combina con una dieta y un entrenamiento de fuerza saludables, las elípticas pueden ayudar a alcanzar los objetivos de pérdida de peso.
  1. Los ejercicios de cardio regulares también reducen el estrés, mejoran el estado de ánimo, estimulan el sistema inmunológico y reducen el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la obesidad.

Como Practicar de Forma Apropiada la Elíptica.

En primer lugar, hay varias cosas para tener en cuenta durante cada sesión de ejercicios en una elíptica. Realizarla de forma apropiada ayudará a obtener más beneficios:

Es fundamental ponerse de pie con una postura correcta, mantener la cabeza firme sobre los hombros y los hombros por delante de las caderas. Para trabajar la parte superior del cuerpo, se debe empujar y tirar de forma activa de los mangos, no sólo aferrarse.

Muchas veces, la fatiga en los antebrazos y los hombros puede tentarnos a apoyarnos en la máquina y cometer un error muy común. Este movimiento puede reducir el fortalecimiento y los efectos de quemar grasa. Además, con el tiempo, puede tensar los hombros y la espalda.

También es importante revisar siempre la velocidad. Ir demasiado rápido en las rutinas en elípticas puede ser contraproducente y no comprometer realmente a los músculos.

En otras palabras, el exceso de velocidad, como las inclinaciones, engaña a sus piernas y disminuye los beneficios de fortalecimiento y de quema de calorías. El movimiento de los pies debe ser impulsado por uno mismo y no provenir de los pedales.