Muchas personas roncan, y durante mucho tiempo se ha considerado una molestia, y poco más. Pero roncar es algo que no deberíamos ignorar. Muchos expertos afirman que el ronquido, es una señal de que algo no está funcionando bien en nuestro organismo.

Pero ¿Por qué roncamos? Los ronquidos acaban produciéndose cuando nuestras vías respiratorias, se hacen más estrechas, y esto provoca que, al respirar, el tejido de la garganta vibre cuando el aire pasa por ahí. Roncar no es normal, afirman algunos especialistas. Sabemos que tiene diversos orígenes, ya que no todas las personas son afectadas por las mismas causas, por ejemplo, el sobrepeso, el consumo de alcohol, el tabaco, la ingesta de medicamentos.

Consejos Para Dejar de Roncar.

1. Dormir de lado.

Prueba dormir de lado, porque es mucho más probable que ronques si duermes boca arriba. Esto es debido a que la presión sobre el cuello es mucho mayor. Por ello, si giras el cuerpo, los ronquidos se suavizarán. Este truco podría serte de gran eficacia.

2. Evita el alcohol por la noche.

Si eres de los que roncan de forma ocasional, las bebidas alcohólicas antes de irte a dormir pueden empeorar gravemente la situación. El alcohol relaja los músculos que mantienen las vías respiratorias abiertas. Así que el alcohol antes de irte a dormir, además de provocar un sueño menos reparador, puede provocar que ronques más. Simplemente evítalo por la noche.

3. Almohadas especiales.

Es cierto que dependiendo de la posición del cuello, las vías respiratorias se pueden ensanchar, o al mismo tiempo, estrecharse. Lo lógico es que cambies de postura a lo largo de la noche. Puedes intentar comprar una nueva almohada, pero no hay antecedentes de que el cambio de posición, pueda ayudar a alejar los ronquidos.

4. Duerme con un humidificador.

Si lo que causa tus ronquidos es una alergia o una congestión nasal… El aire seco empeora tus síntomas. Los humidificadores pueden serte de gran ayuda, prueba con ellos y notarás la diferencia.

5. Pierde Peso.

Una persona que exceda en peso suele tener más tejido en el cuello, y esto oprime las vías respiratorias, produciendo vibraciones que generan ronquidos. Perder el sobrepeso nos conllevará además muchos más beneficios adicionales para nuestra salud.

6. Dispositivos orales.

Es algo planteable si estás cansado de las demás opciones. Te podrá ser útil algún tipo de aparato bucal que mueva la mandíbula. Este tipo de dispositivos pueden ser altamente beneficiosos para la gente que ronca.